Historia

El Centro de Amistad Cerro del Judío se fundó en 1974, a solicitud de un grupo de padres de familia de la colonia, que señaló la necesidad de tener una guardería, para poder dejar a sus hijos mientras ellos salían a trabajar.

Dos personas hacen esto posible:
  • La primera, una guía Montessori, que tiene la decisión de trabajar con niños de escasos recursos económicos, como lo había hecho María Montessori, al iniciar su trabajo en Italia.
  • La segunda, la presidenta del patronato, quien tiene gran interés en la educación de los niños marginados, y se decide a organizar el financiamiento para el proyecto.

Se inician entonces dos trabajos con un mismo fin:
  1. La fundación del patronato del Centro de la Amistad del Cerro del Judío Institución de Asistencia Privada, afiliada a la Junta de Asistencia del Distrito Federal.
  2. La organización del Centro de la Amistad. Para iniciar el proyecto, se seleccionó el personal entre jóvenes mujeres  de la colonia, que recibieron un curso de entrenamiento.

Se alquiló un local y por medio de visitas domiciliarias, se inscribieron 17 niños, entre los  6 meses y los 3 años.  El mobiliario y el material se hicieron en el mismo Centro, con la colaboración de los padres de familia.
Nuevo Modelo Comunitario

Ana María Casares González crea un innovador sistema de formación y capacitación, para que las madres de familia se conviertan en educadoras; el trabajo en el Centro está dirigido por mujeres de la comunidad, quienes han construido un Modelo comunitario de educación integral (inicial y preescolar), probado desde hace cuarenta años: se basa principalmente en la filosofía y pedagogía Montessori, un modelo recreado y adaptado por las educadoras comunitarias, a las condiciones socioeconómicas y culturales de la comunidad urbana.

En el espacio escolar se ofrecen los primeros niveles de educación como una extensión de la casa y la familia, proporcionando a los menores la protección que requieren para su salud e integridad; de esta forma, el centro comunitario responde a las necesidades educativas, sociales y culturales de los niños y de la comunidad.